< volver al listado de noticias

2013-03-04

EL PAN DE ALTAMURA Y LAVERDA, UNA COMBINACIÓN GANADORA EN EL PROYECTO INTEGRADO DE CADENA DE PRODUCCIÓN COFINANCIADO POR LA REGIÓN DE APULIA PARA APOYAR LA TIPICIDAD Y LA TRADICIÓN ALIMENTARIA ITALIANA

La integridad y la limpieza del grano, sinónimo de salubridad del cereal recolectado, son el requisito esencial para obtener un pan bueno para el paladar y para la salud, un requisito que Laverda satisface plenamente.

Breganze, febrero 2013. En julio de 2003, en el ámbito europeo, el pan de Altamura fue reconocido con la marca de denominación de origen protegida DOP.

Como otra prueba de apoyo a la DOP para este producto, en el marco del Programa de Desarrollo Rural 2007/2013, la Región de Apulia ha cofinanciado un Proyecto Integrado de Cadena agroalimentaria, titulado “pro DOP Altamura”, en el que participan, en una Asociación Temporal con Objetivo Específico (ATS - Associazione temporanea di Scopo), varios sujetos.  Así nos ha informado el ingeniero Giovanni Lacalamita, quien, junto con su hermano Francesco, participa con su empresa agrícola familiar en el PIF, coordinando y apoyando la estimable iniciativa en el seno de la asociación de productores de trigo duro de Murgia Barese. El proyecto prevé la realización de inversiones individuales, diferenciadas en función de las diversas medidas de actuación del Desarrollo Rural (PSR), pero coordinadas entre ellas, y dirigidas al desarrollo de nuevos productos, procesos y tecnologías en el sector alimentario, cuyo objetivo es la mejora de la calidad alimentaria, el crecimiento del valor añadido de los productos agrícolas, la valoración comercial de los productos, la formación profesional y la información, el uso de los servicios de asesoramiento por parte de los empresarios agrícolas y, por último, la modernización de las empresas agrícolas.

La empresa Lacalamita  forma parte asimismo del programa de Cooperación para el desarrollo de  nuevos productos, procesos y tecnologías en el sector agrícola y alimentario, al ser una empresa experimental que trabaja en colaboración con la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Bari “Aldo Moro”, de la que Giovanni es el referente.

El proyecto “pro DOP Altamura” fue aprobado el 17 de junio de 2011 y publicado en el Boletín Oficial de la Región de Apulia el 23 de junio de 2011, entrando en la clasificación definitiva de la cadena de producción cerealista.

La temática tratada por el PIF es la correspondiente al “Pan de Altamura”, un producto de panadería y un elemento esencial de la dieta de las poblaciones de Alta Murgia, pero también renombrado y apreciado a nivel nacional por sus indiscutibles propiedades organolépticas.  Este producto, que en nuestro imaginario se asocia al sol, a los aromas y los colores fuertes de la Región de Apulia y que forma parte de la tradición campesina de esta región, se obtiene a partir del remolido de la sémola de trigo duro, obtenido a su vez de la moltura del trigo cultivado en un área geográfica muy específica que abarca los territorios de los municipios de Altamura, Gravina di Puglia, Poggiorsini, Spinazzola y Minervino Murge, en la provincia de Bari. 

La Asociación Temporal con Objetivo Específico (ATS), constituida para este propósito el 21 de julio de 2011, afirma Lacalamita, ha contado con la adhesión del Consorcio de Productores de trigo duro de Murgia Barese, del Consorcio para la valoración y la protección de la DOP “Pan de Altamura”, de empresas dedicadas al almacenamiento del trigo duro y de empresas de moltura y de panificación, y, por último, con la adhesión de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Università degli Studi de Bari “Aldo Moro”, que ha coordinado la definición y la ejecución del PIF, preparándolo para la consecución de los objetivos del Proyecto de Desarrollo Rural.

En el marco de actuación, la Región de Apulia ha aceptado para el proyecto inversiones efectuadas a partir de 2009 para el anuncio de participación y para la selección de los PIF.

En dicho sentido, por lo que atañe a la medida relativa a la modernización de las empresas agrícolas, el PIF ha previsto la compra de dos máquinas de recolección Laverda: una M 304 y una M 304 LSI, en posesión de la ATS desde 2009.

Estas máquinas de recolección han sido dotadas de tecnología de precisión, compuesta por un monitor de prestaciones CERES 8000i, antena de satélite D-GPS, impresora de datos, sensores de detección de la humedad y rendimiento, idóneos para crear mapas de rendimientos o, en general, para detectar los datos de los campos de las empresas agrícolas experimentales que participan en el proyecto.

Gracias a la elaboración de los datos registrados en los campos, se han creado los mapas de prescripción para la distribución con dosis variables de los medios de producción en las fases de siembra y abonado. De esta forma, han ido creándose y enriqueciéndose, temporada tras temporada, bancos de datos útiles para la trazabilidad en papel o informatizada de las producciones agrícolas.

En este contexto, se han creado nuevos sistemas agrícolas con la introducción de tecnologías de precisión, capaces de valorar técnicas agrícolas que protegen el medio ambiente y la salud humana.

La actividad de experimentación sigue todavía en curso y concluirá con la cosecha de 2013, pero, gracias al uso de las cosechadoras Laverda, con sus tecnologías específicas, ya han podido verse los resultados sobre la integridad y la limpieza del grano, sinónimo de salubridad del producto recolectado. Por lo que se refiere a los resultados correspondientes al rendimiento, se espera un incremento, que solo podrá comprobarse con la cosecha del 2013, proyectado desde las fases de abonado y siembra de 2012, realizadas con dosis variables en las diferentes zonas de los campos, según los resultados obtenidos gracias a los dispositivos tecnológicos presentes en las cosechadoras Laverda.

De esta manera, se ha pretendido proteger y patrocinar  el único reconocimiento  en Europa  para el “Pan de Altamura” de  “Denominación de Origen Protegida”. El objetivo consiste en mejorar los procesos inherentes tanto a la fase de producción del trigo como a la de transformación para obtener producciones típicas con características cualitativas  superiores y, consiguientemente, una producción alimentaria eficiente, una gestión sostenible de los recursos naturales y el mantenimiento del equilibrio territorial y de la diversidad de las zonas rurales, tal como explica Lacalamita.

El proyecto “Pro DOP de Altamura”  ha beneficiado considerablemente el territorio. Si a esto sumamos que las cosechadoras M 304 y M 304 LSI, protagonistas en el campo para este proyecto, en el territorio de las Murge son el emblema de la recolección y la trilla del trigo, podemos con razón concluir que Laverda ha contribuido válidamente al éxito  de este programa. Puesto que la calidad de un producto alimentario depende de cada una de las fases de elaboración y, por tanto, en este caso, también de todas las operaciones relacionadas con la cosecha.

 

Para más información:                                                                                                                                                
Simonetta Lambrocco
Responsable de Comunicación y Relaciones Públicas
Laverda S.p.A. – Via F. Laverda, 15/17 – 36042 Breganze (VI)
Tel.: + 39 0445  385 305 - Fax: + 39 0445 385 593 - Móv.: + 39 335 84 55 892
e-mail: Simonetta.Lambrocco@AGCOcorp.com

< volver al listado de noticias
EL PAN DE ALTAMURA Y LAVERDA, UNA COMBINACIÓN GANADORA EN EL PROYECTO INTEGRADO DE CADENA DE PRODUCCIÓN COFINANCIADO POR LA REGIÓN DE APULIA PARA APOYAR LA TIPICIDAD Y LA TRADICIÓN ALIMENTARIA ITALIANA